viernes, 13 de febrero de 2015

La cremita de lavanda y miel

Que frio hace esta tarde!! y mañana salimos en el carnaval jajaja, ya veremos si no llegamos con los músculos doloridos de tantas tiritonas, por llevar el disfraz tan monísimo que estamos cosiendo. He de decir, que me pienso poner capas de ropa debajo de la camisa de caperucita roja, para no helarme, pero bueno... ¿Cómo no vamos a compartir estos momentos con nuestros enanos? que todo sea por ellos y por mi, que parece que en muchas ocasiones, sigo teniendo 15 años jajaja y que bien nos lo pasamos.
Bueno pues hablando de niños, el otro día le hice una cremita nueva a una de mis pequeños, es una crema que en una versión mas amplia realizo para mi y la gente que me rodea y es estupenda, pero claro.. ellos son niños y su piel no necesita ni la mitad de cosas que nosotros.
Ella tiene la piel súper seca, y con este frio se la agrava mucho mas, y necesita aceites mas grasos, mezclados con algunos mas suaves, para cubrir la necesidad de su piel.
Es una cremita súper sencilla, que os voy a dejar la formulación por si queréis probarla, aceites que podemos encontrar en cualquier parte y la mayoría seguro que tenéis en casa muchos o todos, los míos llevan plantas maceradas, para poder beneficiarme de ellas en las cremitas y en esta crema en concreto, como no llevan aromas, fragancias o esenciales, pues que le quede un aromático olor a lavanda en la crema y que igual que a mi me gusta mucho, a mucha gente no le gusta nada, pero he de decir que esto es opcional, se puede realizar la crema, sin los macerados.
Me estoy enrollando mucho y no os estoy contando que es una crema compuesta por un oleato de lavanda en oliva que huele que es espectacular, recojo y macero cundo florece, recién cortadita, y lo hago con la intención de tener para todo el año, encapsular sus propiedades y su olor en el aceite, hasta la siguiente recolección, que por cierto, estoy deseando que llegue, otro de sus componentes es la caléndula en almendra, por su efecto calmante, y aceite de hueso de albaricoque, una delicia, para pieles delicadas, estos son los tres aceites componentes de dicha cremita. Para completarla y por que las abejas nos proporcionan, productos maravillosos, os voy a decir que en su composición llevaba, cera virgen de abejas una poquita y miel de unos apicultores de la sierra, como emulsionante olivoil, que es una maravilla para pieles súper delicadas como las de los enanos.
Os voy a dejar una imagen de esta cremita que me encanta, y su cuerpo lo esta agradeciendo, y si tenéis enanos y no tan enanos, y os apetece realizarla, aquí os la dejo.



Su formulación..

oliva en lavanda 10%
caléndula en almendra 7%
hueso de albaricoque 5%
olivoil 4%
cera de abeja 2%
miel 3%
consgard 0,6%
agua destilada 68,4%


Espero que os guste, que paséis unos carnavales estupendos, salgáis y los disfrutéis.
Feliz fin de semana.
Muchos muakkkkk



11 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  2. Estupenda! no podía ser de otra manera viniendo de ti. Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lourdes amorote, me alegro que te guste. Un besazo mas fuerte para ti!

      Eliminar
  3. Por cierto, el blog con esta plantilla está muy chulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería algo mas chic? no sé. quizás diferente, y este me encanto. Muakkkk

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias Jacinta por pasar por aquí, ante todo. Decirte que es una cremita sencilla, pero con cuerpo, y es una delicia sinceramente. Si te animas, ya sabes. Besotes bien grandes.
      ResponderEliminar

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar



Me encantaría saber tu opinión, ¡Animate a comentar!